Una innovadora combinación de sensores y de interferencias electrónicas ofrece contra-medidas a la intrusion de drones de pequeño tamaño

La linea de negocio Electronics de Airbus Defence and Space ha desarrollado un sistema anti drones o mejor dicho anti-UAV, el Counter-UAV System, para subsanar la brecha de seguridad en instalaciones de crítica importancia. Estos problemas se pusieron de manifiesto hace unos meses, en territorio francés sobre todo, cuando ocurrieron una serie de incidentes al detectar la presencia de drones sobrevolando instalaciones nucleares por todo el país galo, lo cual generó una gran alarma de seguridad nacional en su mayor parte ante posibilidad de ataques terroristas. El mayor de los problemas es que estos drones son muy pequeños, vuelan a baja altura y están al alcance de cualquier persona por poco importe y no existe un registro de propietarios de estos aparatos.

Este sistema detecta desde larga distancia la intrusión de UAVs en áreas críticas y lo contrarresta con precisión quirúrgica.

Este sistema se basa en detectar e identificar cualquier UAVs que acceda a un área crítica y actuar sobre la intrusión con contra-medidas que no causan daños colaterales. Tras realizarse las pruebas de funcionamiento, efectuadas en las propias instalaciones de Airbus Defence and Space y durante presentaciones a clientes, en Alemania y Francia, se ha puesto de manifiesto una alta efectividad ya que combina datos de diferentes fuentes provistas de sensores, análisis de señal e interferencia intencionada.

El sistema anti UAV utiliza entre otros radares operativos, cámaras de infrarrojos y goniómetros de la cartera de Airbus Defence and Space con el fin de identificar el drone y evaluar su potencial amenaza a distancias de entre cinco y diez kilómetros. La defensa principal del sistema se basa en una base de datos de amenazas, sumadas a análisis en tiempo real de señales de control del aparato. Con estos datos un emisor de interferencias interrumpe el enlace entre el dron y su piloto y/o su navegación. Airbus Defence and Space tambien desarrolló la Smart Responsive Jamming Technology que permite que el bloqueo de la señal entre piloto y drone sea solo en las frecuencias detectadas para el manejo del mismo, por lo que el resto de frecuencias siguen siendo operativas, reduciendo de esta manera los daños colaterales en sistemas de comunicaciones.

Thomas Müller, Director de la línea de negocios Electronics de Airbus Defence and Space ha declarado que “Como especialistas en electrónica de defensa, contamos con todas las tecnologías de nuestra cartera y con los conocimientos de integración que se necesitan para conformar un sistema de protección de reacción rápida con índices de falsas alarmas extremadamente bajos”.

Un sistema operativo del Counter-UAV System podría estar disponible a partir de mediados de 2016